El Arsenal se deshace del Crystal Palace y comienza su temporada

El Arsenal no está repitiendo su error del pasado. Como el año pasado, los Gunners abrieron el balón para la nueva temporada 2022-2023 de la Premier League con un derbi londinense. No en el césped de Brentford sino en el de Crystal Palace esta vez. A diferencia del verano anterior, los hombres de Mikel Arteta, encabezados por un cuarteto de ataque Saka-Ødegaard-Martinelli-Jesus, mostraron una cara interesante, incluso contundente, al menos en el primer acto. Antes de dar paso a Águilas más emprendedoras y liberadas en la segunda mitad. Pero lo esencial, es decir, los 3 puntos, sí se ha ganado (2-0).

Dominante y apremiante en el juego, bien equilibrado colectivamente, el Arsenal tuvo un comienzo de partido impresionante. Es bastante lógico que Gabriel Martinelli engañara a bocajarro con la cabeza la vigilancia de Vicente Guaita, aprovechando un descuento de Oleksandr Zinchenko en un córner (0-1, 20º). Gran manera de ponerse al día para el lateral brasileño, que se distinguió por un fallo tras un festival de Gabriel Jesus (4º), mientras que el debutante ucraniano había visto repeler su intento al portero español (8º).

Si los Canonniers pudieron comenzar bien su temporada, también es en gran parte gracias a su portero. Después de dar algunos sustos a sus compañeros de balón en el primer tiempo, Aaron Ramsdale les tranquilizó relajándose perfectamente con un cabezazo de Odsonne Edouard a quemarropa (42º). El internacional inglés lo volvió a hacer al ganar su cara a cara con Eberechi Eze tras regresar del vestuario (52º), cuando su equipo sintió la necesidad. Y cómo no mencionar la actuación de William Saliba, vestido de rosa para su gran debut con el Arsenal y en la Premier League.

El Bondynois salpicó el encuentro con su solidez y su serenidad, convirtiéndose en un auténtico defensor de la defensa del Arsenal junto a Gabriel Magalhães (Ben White ocupaba el carril derecho). Cuanto más se acercaba el final, más dominaban los debates los jugadores de Patrick Vieira, que alineó a Odsonne Édouard y al ex Lensois Cheick Doucouré. Pero fue Bukayo Saka, con un centro apretado con la derecha, quien obligó a Marc Guehi a marcar en contra de los suyos para dar el descanso a los gunners (0-2, 85º). A diferencia de la temporada pasada, el Arsenal supo dar la espalda para arrancar de forma perfecta la que bien podría ser una muy buena temporada en el Emirates Stadium.

Relevant news

Deja una respuesta