El PSG enganchado al Benfica pese a un Donnarumma muy grande

Después de la tregua de finales de septiembre, el PSG estaba de vuelta en la Liga de Campeones este miércoles por la noche contra el Benfica en Lisboa. La oportunidad de Christophe Galtier de alinear su equipo típico y obviamente el trío Messi, Neymar y Mbappé al frente. Ante la ausencia de Kimpembe, Danilo seguía alineado en la defensa central. Por el lado del Benfica, sin Draxler en el banquillo, pero con una buena línea ofensiva con Neres, Ramos y Rafa Silva. Suficiente para poner en aprietos al PSG en este partido. Y eso es precisamente lo que sucedió en este encuentro. Primero fue Gonçalo Ramos el que se marchó solo de cara a la portería. Afortunadamente para el PSG, se topó con un excelente Gianluigi Donnarumma (7º). El portero italiano, en llamas, también repelió milagrosamente un remate de Neres (18º) y permitió que el París no se hundiera del todo en un partido en el que el equipo parecía perdido. Pero como suele suceder ahora, el talento del trío atacante marcó la diferencia. En el primer ataque parisino, Mbappé devolvió hábilmente a Neymar, que desplazó a Messi, que mandó un maravilloso tiro rizado a la portería contraria (1-0, 22). Un gol que dio confianza a los parisinos por apenas unos minutos porque el Benfica seguía presionando pero también seguía tropezando con un Donnarumma XXL (37º). Finalmente, la lógica acabó respetándose, porque justo antes del descanso, los lisboetas igualaron. Tras un centro que huye, Danilo desvía el balón a sus propias jaulas (1-1, 43º).

Cuando volvieron del vestuario, los hombres de Christophe Galtier volvieron con mucho mejor rostro. Más agudo, más presente en los duelos, el PSG dominó a un Benfica en apuros. Los parisinos no se fueron lejos de sacar ventaja. En dos ocasiones Hakimi tropezó con el portero contrario (49º, 61º) mientras que Neymar vio cómo su tijera tocaba el larguero (49º) y Mbappé repelía su disparo por Vlachodimos (69º). Por otro lado, el Benfica no dejó de atacar hasta el momento, al contrario. Con espacios al final del partido, Rafa Silva falló por poco un gol espléndido. Tras un avance desde el centro del campo, el delantero portugués eliminó a tres parisinos pero volvió a encontrar en su camino a un Donnarumma excepcional y que mantuvo con claridad a su equipo en este partido (81º). En los últimos minutos, el PSG empujó para arrebatarle una victoria… En vano. Los dos equipos se reparten los puntos. El PSG se mantiene así líder de su grupo pero empatado a puntos con el Benfica, lo que confirma su buen comienzo de campaña europea.

Relevant news

Deja una respuesta