El Real Madrid no tiembla ante el Getafe pese a la ausencia de Karim Benzema

Pese a las ausencias de Karim Benzema y Thibaut Courtois, el Real Madrid no se mantuvo febril ante su rival local Getafe (0-1) en la noche del sábado, en el Coliseum Alfonso Pérez, en el marco de la octava jornada de LaLiga. Un encuentro dominado en buena medida por la Real que sigue presionando al Barça, a una semana del Clásico. Para este encuentro, que se disputa tres días antes de un viaje a Varsovia para enfrentarse al Shakhtar Donetsk en la Champions League, el técnico Carlo Ancelotti ha alineado una línea de ataque formada por Federico Valverde, Rodrygo y Vinicius Jr. Destacar también la permanencia de Edouardo Camavinga en lugar de Toni Kroos para completar el trío central junto a Luka Modric y Aurélien Tchouaméni.

El primer período comenzó con fuerza para los merengues. En el segundo córner del partido, Luka Modric dejó caer perfectamente el balón en la cabeza de Eder Militão al primer palo que abrió el marcador para los visitantes (3º). Decididos a resguardarse rápido, Casa Blanca obtuvo rápidamente dos nuevas ocasiones claras: primero con Dani Carvajal, en un muy buen saque de Vinicius, que vio volar su recuperación por encima de las jaulas (7º) del Getafe, luego con Federico Valverde demasiado corto para llevarse el Nuevo intento cruzado del brasileño (10º). Pese a una gran oportunidad del Getafe tras la estela de Borja Mayoral en un muy buen centro de Angileri (22º), fue el Real Madrid el que se mostró efectivo y peligroso en el primer acto. Tras una gran acción colectiva, Carvajal encontró en profundidad por banda derecha a Rodrygo que encontró a Valverde por el centro pero el disparo del uruguayo se fue muy por encima de las porterías (37º). Unos segundos después, el portero David Soria realizaba su primera gran parada en una nueva racha rápida de los merengues puntuada por un cabezazo de Rodrygo (39º). Poco antes del descanso, Vinicius creyó haber provocado un penalti antes de que el árbitro D. Mateu Lahoz cambiara de opinión gracias al VAR que mostraba que el balón había salido previamente (42º). En el descanso, el Real Madrid tenía un 63% de posesión con un total de ocho tiros intentados, pero solo dos a puerta.

Rodrygo creía en las camionetas

La segunda parte se reanudó a un ritmo cada vez mayor. Los madrileños tuvieron una triple oportunidad: Rodrygo, Tchouaméni y luego Modric probaron suerte sucesivamente pero David Soria seguía vigilando (48º). Pero el Getafe tuvo el recurso y el respondedor: Andriy Lunin hizo su primera parada del partido en un tiro lejano de Carles Alena (49′). En el siguiente córner, el centrocampista vio su remate bloqueado por la defensa madridista: Domingos Duarte merodeaba para volver a probar suerte, pero su remate se fue desviado (50º). Lanzado en profundidad por Valverde, Rodrygo concluyó a la perfección su cara a cara. Creyendo haber logrado el quiebre, el brasileño finalmente es señalado por el árbitro en fuera de juego (58º). El ritmo del partido descendió entonces entre un conjunto de la Real motivado por darle la vuelta al balón a la espera de la infracción y una defensa bien agrupada del Getafe dispuesta a jugar al contragolpe rápidamente. En un tiro lejano de Valverde, el portero del Getafe empujó bien el balón en dos tiempos para capturarlo sin preocupaciones (76º). Sin otra chispa hasta el pitido final, el Real Madrid aseguró el mínimo vital con el modo de esta noche de sábado: los azulones pueden alimentar el pesar y acusar falta de realismo ante el último gesto en sus interesantes fases ofensivas.

En la clasificación, el Real Madrid toma temporalmente la delantera en La Liga antes del partido del Barcelona contra el Celta de Vigo el domingo por la noche, mientras que el Getafe está un lugar abajo y ahora está en la 16ª posición. El próximo fin de semana, los de Ancelotti recibirán a los blaugrana en el Bernabéu para disputar el Clásico. El Getafe se enfrentará a otro vecino de Madrid, ante el Rayo Vallecano.

Relevant news

Deja una respuesta