El Barça demostró su poderío ante el Celta y recupero las riendas

En el Camp Nou, el FC Barcelona, ​​subcampeón de su rival madrileño en el saque inicial, recibió al Celta de Vigo, undécimo, en representación de la octava jornada de LaLiga. Derrotados en el panorama europeo por el Inter de Milán (0-1), a mitad de semana, los blaugranas querían continuar su marcha hacia adelante en la liga. Invictos desde la reanudación con seis triunfos y un empate, los culers tuvieron que deshacerse de los Célticos para ello. Caídos por el Betis en la última jornada, los de Eduardo Coudet, alineados en un 4-4-2, tenían la posibilidad de acercarse al top 5. Organizados en un 4-3-3 con un trío de ataque compuesto por Raphinha, Lewandowski y Torres, los El club catalán rápidamente demostró ser peligroso.

Encontrado por Alba, Ferran Torres se distinguió por primera vez, pero le faltó precisión en el último gesto (7º). Momentos después, le tocó a Raphinha dar el visto bueno con un bonito disparo desde la izquierda que puso en marcha a Marchesin (11º). Dueño de los debates, el Barça seguía presionando pero ni Lewandowski, con un cabezazo (12º), ni Torres, con un nuevo remate rizado (13º), defraudaron la vigilancia del último baluarte argentino. Acorralada, la defensa viguesa acabó, sin embargo, cediendo. Servido en profundidad, Gavi vio su centro mal repelido por Unai Núñez… Oportunista, Pedri aprovechó entonces esta intervención aproximada para rematar, a bocajarro, desde la izquierda (1-0, 17º).

El Barça recupera su silla de líder… ¡sin brillar!

Dominando escandalosamente durante el primer acto (11 tiros de los de Xavi contra sólo 2, desviados, de los visitantes), el Barça pensó incluso en cometer un penalti justo antes del descanso. En contacto con Galán en el área del Celta, Raphinha se derrumbó pero el árbitro no se inmutó (40º). Pese a un último cabezazo de Piqué, los locales se adelantaron, sin estar a salvo. Al volver del vestuario, Vigo no tardó en reaccionar. Encontrado en el área, Óscar abrió demasiado el pie para engañar a Ter Stegen (47′). Animados por esta primera oportunidad, los compañeros de equipo de Aspas se volvieron más audaces y aseguraron una nueva situación candente. En el área de penalti, Óscar, muy activo, fue sin embargo contrarrestado, in extremis, por un decisivo Alonso (56º).

Empujados, los blaugranas trajeron sangre nueva a la hora de juego: De Jong, Dembélé y Fati sustituyeron a Pedri, Raphinha y Torres pero el conjunto catalán siguió asustándose entre sí. En un gol de Galán, repelido por el portero del Barcelona, ​​Jörgen Strand Larsen pensó en igualar pero finalmente fue señalado, con razón, en posición de fuera de juego (69º). En el último cuarto de hora, el Barça, autor de una segunda parte en general decepcionante, mantuvo su ligera ventaja, a pesar de la fuerte presión de Vigo, como estas últimas grandes ocasiones (84º, 90+4º). Con esta breve pero preciada victoria, el FC Barcelona sigue invicto en la Liga y recupera el liderato del campeonato gracias a una mejor diferencia de goles que el Real Madrid. Antes de recibir a la Real Sociedad en la novena jornada, el Celta de Vigo avanzó hasta la décima plaza.

Relevant news

Deja una respuesta